Uncategorized

Viajar en avión – Protocolo

Extracto del articulo en el pais: http://verne.elpais.com/verne/2017/04/05/articulo/1491384680_387034.html “GUIA PARA QUE NO TE ODIEN EN AVIONES, TRENES y BUSES.”

El ano pasado tomé exactamente 62 aviones, lo que sale a una media de mas de 5 aviones por mes – con su consecuente control de seguridad, zona de espera, puerta de embarque, estres con la maleta de mano, nervios por saber quien te va a tocar al lado… y así un largo etcetera.

Y como creo que el mundo aeroportuario sería un mundo más deliz si todos hubiesen leido el artículo arriba mencionado, aqui dejo un extracto – para que os entereis!

– Haz el menor ruido posible: pon tu móvil en silencio, habla bajito, usa los auriculares, no saques la guitarra…

– Mejor no inicies conversaciones con desconocidos. Descártalo del todo si esa persona está leyendo o con los auriculares puestos. Si aun así te pones a hablar, ten en cuenta que los monosílabos como respuesta suelen significar que no quieren conversar contigo y no saben cómo decírtelo.

– Si eres tú el que no tienes ganas de hablar y otra persona inicia una conversación contigo, no seas maleducado, pero déjale claro que estás haciendo otras cosas.

– No te despatarres.

– Cuando te levantes, no te apoyes en el asiento de delante, a no ser que tengas 185 años. Lo vas a mover y es molesto.

– No pasa nada por subirte unas galletas o chocolate, siempre que luego limpies las migas. Si subes comida, ten en cuenta que hay opciones mejores que las hamburguesas, por ejemplo, que solo huelen bien cuando te las comes tú. Recuerda que en los autobuses mucha gente se marea. Que no sea por tu culpa.

– Los niños casi nunca dan problemas. Los padres a veces sí. Si el niño lleva entretenimiento y se le presta un mínimo de atención, no molesta a nadie.

– Si viajas solo y alguien te pide que le cambies el sitio para poder ir con un amigo o con su familia, no seas rancio y dile que sí. A no ser que tengas un problema de movilidad, claro.

– Hay que viajar duchado y con el desodorante puesto.

– No te cortes las uñas.

– El control de seguridad es un incordio. Intenta adelantar todo el trabajo que puedas para ir más rápido. Por ejemplo, puedes poner todo lo que lleves en los bolsillos en la chaqueta o en la mochila antes de llegar al control. Y te van a obligar a quitarte el cinturón, así que, si puedes, llévalo en la maleta. Cuando acabes, no te quedes obstaculizando el paso.

– Otro momento especialmente tedioso de volar es el embarque. No te cueles. Si has facturado y no necesitas espacio para tu equipaje de mano, te recomendamos esperar al final y ahorrarte la cola.

– Intenta no monopolizar el espacio para el equipaje. Si llevas una mochila o un bolso pequeño, colócalo bajo el asiento delantero.

– El que va en el asiento de en medio tiene derecho a los DOS reposabrazos. Es justo: está en el peor sitio, no tiene ventana y no puede estirar las piernas en el pasillo. Se trata de una pequeña compensación para que su vuelo sea un poco menos horrible.

– Puedes descalzarte si haces un vuelo largo (de seis horas para arriba) y llevas calcetines. Si vuelas de Barcelona a Mallorca, por ejemplo, no lo hagas, por favor.

– En algunos vuelos, tomarse una cerveza o un vino es casi necesario. Pero no te emborraches. 

– Puedes reclinar el asiento. Pero si el vuelo es corto y hay poco espacio, piensa antes si realmente lo necesitas. En todo caso, hazlo con cuidado y echa un vistazo atrás, por si hay alguien con un bebé en el regazo, por ejemplo. Ten cuidado si la fila de atrás no puede reclinar su asiento. Si estás “trabajando” (sí, claro) con el portátil, puedes perdirle a la persona que está delante de ti que te avise antes de recostarse, pero no puedes prohibirle que se ponga cómodo.

Muchas aerolíneas prohíben el uso del Knee Defender, unas pinzas para evitar que el asiento delantero se recline. No las uses aunque no estén prohibidas. Son un truco feo y que se hace a escondidas y sin avisar, en plan cobarde. Eso es feísimo.

– Si estás en ventana, tu compañero de pasillo es consciente de que se va a tener que levantar si necesitas ir al baño, así que adelante, no te cortes. Pero intenta aprovechar cuando esté despierto y coge todo lo que creas que vas a necesitar cuando embarques.

– Cuando toque desembarcar, no salgas a codazos. No eres el único que tiene prisa. ¿Y realmente necesitas ponerte de pie en cuanto se apagan las luces que te recuerdan que debes llevar puesto el cinturón de seguridad?

– Sé educado con los asistentes de vuelo. Di por favor y gracias, como te enseñaron tus padres.

– Si tienes una enfermedad grave y desconocida, no te subas al avión, que así empiezan todas las películas de pandemias y de holocaustos zombis.

——

En el último viaje a Valencia nos tocó una senorita más o menos de unos 30 anos al lado. La pobre debió de haber tenido un mal dia o haberse comido la habichuela del ogro, porque menuda armó tan solo por que con todo el estres de dejar la maleta en el portaequipajes superior, las chaquetas, la cola… etc, dejamos el portatil que llevabamos en mano encima de MI asiento. Con tan mala pata, Oh dios!, que lo dejamos encima de su abrigo. Parece ser que nuestro portatil, que iba con una funda de esas finitas de neopreno, podia estar infectado con el virus mortal del ébola, o que iba a destrozar su preciado abrigo (muy probablemente comprado en Zara), porque la mirada de odio, asco y su acompanyada nota llena de odio “podiais haber pedido permiso antes, no?” fue de verdad vomitiba. La chica estaba hablando por telefono, encima de que intentamos no molestarla…

Senorita, 1) la proxima vez no dejes tu abrigo en el asiento que no te toca; 2) un poquito de tolerancia y flexibilidad, que la entrada al avión es un estres para todos; 3) es de muy mala educación además hablar por telefono sobre lo supuestamente maleducados que somos los que estamos al lado por haber dejado un simple portatil (muy ligero y de ultima generación) encima de tu abrigo que estaba en mi asiento; que te estamos escuchando 4) y encima te quejas de que la gente en el tren no te pide “por favor puede retirar su bolso de mi asiento? antes de hacer el amago de sentartse. Quita tu punyetero bolso de ese asiento que no te pertenece, y punto final.

En el control de seguridad deberian de hace también control de modales o de nivel de “vida amarga” Esos, esos tan amargados y que no son capaces de sonreir o solo gustan de crear problemas, esos no se mercen volar. – Bueno, me vengé haciendola levantarse dos veces para ir yo al bano (aunque fuese solo a lavarme las manos, hihi).

Y eso es todo! Senores pasajeros… comportense!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s