Austria·Europa

2014 – El año que visité 9 Mercados de Navidad en Viena

Christkindl Markt – Wien

Vivir en los países centroeuropeos tiene cosas buenas y cosas no tan buenas. Desafortunadamente el Invierno saca a relucir la mayoría de esas cosas no tan buenas, que se agravan por la falta de sol y un frío digno de la misma Groenlandia.

Pero hay algo que los de aquí hacen muy bien para darle color y calor a los meses de Noviembre y Diciembre – Los Mercadillos de Navidad.

Y este año, sabiendo que era mi última navidad en Viena (entiéndase Navidad por el periodo desde que el Corte Inglés lo anuncia hasta el día 24 de Diciembre, y no el 25 de Diciembre en sí), decidí que iba a visitar tantos Christmas Markets como me fuese posible. Y he aquí mi hazaña invernal.

Rathaus

El mercado navideño por excelencia en Viena. Situado en la plaza del ayuntamiento es simplemente ES PEC TA CU LAR. Los puestecillos son preciosos, el mercado perfecto si buscas bolas para tu árbol especiales. Eso sí, armate de valor para adentrarte en el mogollón, recibir algún que otro “entschuldigung-empujón” y caminar lento, porque turistas no le faltan.

Rathaus

Karlsplatz

Este mercadillo es más cooltureta. Aqui no veras bolas de navidad ni angelitos, pero si mucho producto artesanal y hecho a mano. Si vas con niños es ideal porque tienen un par de animalillos vivitos y coleando en el centro de la plaza. Te aconsejo que te tomes un Crepe francés, estan riquísimos.

Schönbrunn

El mercado en sí no tiene mucho en especial, pero solo por el encuadre vale la pena. El palacio de verano de Sissi con luces de navidad y villancicos es verdaderamente único.

Schonbrunn

Spittelberg

Mi favorito. Es además el más local, aquí veras menos turistas, más productos artesanales y mucho arte callejero. El mercadillo se encuentra repartido entre tres calles peatonales, lo que lo hace ser uno realmente integrado con la ciudad y los comercios locales ¿Una raclette, o un puffer, quizás? ¿chocolate, velas, o miel? Aquí te lo hacen todo en un santiamén y están de rechupete.

Stephansplatz

Justo al lado de la Catedral de San Esteban puedes encontrar este mercadillo muy turista. Las paradas suelen estar muy bonitas decoradas, y las tazas suelen ser muy originales, pero nada más.

Stephansplatz

Mariatheresienplatz

Aqui es donde te encuentras a muchos grupos de amigos que acaban de trabajar y se reúnen para tomarse un Gluehwein. Situado en el centro mismo de la ciudad, en el Ring, es el menos turístico de todos. Me encantan los puestecitos de este, es un mix muy entre navideño y producto artesanal. Aquí me compre unas bolas de luz decorativas.

MariaTheresien

Museumsquartier

Este es el mas modelno de todos. Aquí no hay ni bolas, ni arboles de navidad, ni villancicos. Aquí lo que hay es mucho hipster, nubes de chucheria en tus bebidas, y mucha gente joven. El vino caliente esta de muerte aquí, y además es el único mercadillo en el que puedes guarecerte y sentarte, pues las casetas son pequeños barecitos.

Museumsquartier

Altes AKH

Este esta situado en el patio o jardín del antiguo hospital. Un sitio muy bonito, y que me sorprendió totalmente. ¡Tiene hasta una pequeña noria! Este mercadillo me recordó a uno así más de pueblecito entre montañas. Aquí me tomé un bauernkrapfen que me supo a gloria 😉

**Y el último del que no recuerdo el nombre fue un mercadillo con productos bio, y de granjeros de la zona. Un mercadillo muy diferente y con un aire muy boho.

¿Y que se hace en un mercadillo de navidad? Pues pasear, disfrutar de los puestecitos, comprar algún que otro regalito navideño, comer algo típico dulce como un bauernkrapfen, o unas castañas asadas (maroni) y beber. Por que si hay algo que se hace si o sí es beber Gluehwein, con su taza bonita correspondiente. Este vino caliente a mi me encanta, es dulce, especiado, y huele a Navidad, a calor familiar y a chimenea con regalos. Os dejo la receta 🙂

Glühwein (vino caliente)

t227592_gluehwein

Ingredientes:

  • 1 limón
  • 2 naranjas
  • 750ml de vino tinto
  • Canela en rama
  • Clavos
  • Estrellas de anis
  • Azúcar (cantidad, el que admita, como decía mi ahuela)

Elaboración:

GluehweinVierte el vino en una olla grande y enciende el fuego. Añádele el limón y las naranjas cortados en rodajas, también todas las especias. Asegúrate de que el vino NUNCA llega a hervir o perderá todo el alcohol, y toda la gracia, sea dicho (muy importante). Empieza a añadir el azúcar poco a poco, sin dejar de remover. Añade tanto azúcar como creas necesario 😉 Sigue removiendo a fuego lento para que las especias vayan soltando su aroma. Cuando lo tengas a tu punto, retíralo del fuego. El Glühwein se sirve normalmente en tazas más o menos grandes, asegúrate de servirlo colado para no encontrarte tropezones de las especias cuando lo bebes. Nota: puedes añadirlo algún licor como el Disaronno para darte un “extra de calor”, tu ya me entiendes.

Achtung! el Glühwein es peligroso. Entra tan, tan, pero tan bien que uno no se entera y después ya se sabe… Además te da un calorcito por todo el cuerpo que es una delicia, sobretodo si estas muerto de frío. Ahora bien, si estas en una terraza al solecito español, no te aconsejo para nada esta bebida, mejor sigue pidiendo esa cerveza fresquita que tenias en mente 😉

Y como no os lo pude decir hace un par de meses aprovecho la ocasión para deciros… ¡Feliz Navidad! (oiga que en Viena todavía nevaba hace un par de día…)

¡Saludos Terrícolas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s