Alemania·Austria·Europa

4 países en 1 dia

Austria – Alemania – Suiza – Lichtenstein – Austria

La suerte de vivir en Europa, con tanta diversidad de culturas y paises, es que en un plis plas te has recorrido cuatro países.

Vivir en Austria tiene esta ventaja, que es un país chiquitín rodeado de unos cuantos, y cada uno tan diferente de otro! Aprovechando esta peculiaridad, y dotados de un coche alquilado alemán, nos dirigimos a la conquista de estos cuatro países en un solo día.

Map 4 paises en un dia

Austria – Bregenz

Partimos de Bregenz, en la región austriaca de Voralberg, un pueblecito a orillas de Bodensee, un lago inmenso que hace a la vez de frontera entre Suiza, Alemania yBregenz Austria. Quizás os suena por el espectáculo que organizan cada dos años, Bregenzer Festspiele, con un escenario sobre sus aguas enorme y gigantesco!

Recomendación casi obligatoria: darse un baño en el lago y tomar el sol en la orilla. Rodeados de tanta montaña es una gozada disfrutar de un baño de agua dulce.

No te pierdas tampoco un paseo por la parte antigua del pueblo. Es una zona muy tranquila y bonita. Si, por otro lado, te gusta más el jaleo, tomate una copa o disfruta del mejor kebab de la zona en Leutbüehl.

Y si te gusta pasear por la montaña o simplemente disfrutar de una buenas vistas, coge el funicular que te lleva a lo mas alto de la colina de Bregenz, el Pfänder.

Alemania – Lindau Insel

Cochecito en mano, recorrimos la orilla hasta cruzar la primera frontera, la alemana. Carteles patrioticos de Bayern por todos lados no dejan duda de en que región Lindauestamos. La primera parada es Lindau Insel.

Lindau Insel es una isla minúscula, casi raquítica, de esas de cuento de ratoncitos con lacitos. Te aconsejo recorrer todas las calles y plazuelas sin dejarte ni una, y sentarte al solecito de la Hafenplatz. Fijate en la trenza de Rappunzel desde la torre Mangemtur!

Despues de un paseito la mar de tranquilo (algunos aprovecharon para volver a tirarse al agua), nos montamos en el coche para volver a cruzar la frontera hacia Austria y dirigirnos a Suiza.

Suiza – Saint Gallen

Definitivamente sabes que has cruzado la frontera no solo por el enorme paso St. Gallenfronterizo y las vacas, sino porque de repente todo te parece carisimo. Pero caro, megacaro. Aconsejo que te pares por el camino (de manera segura) para admirar las vistas que vas encontrando por el camino, preciosas!

Llegamos a Saint Gallen algo hambrientos, pero vistos los precios de un simple plato de pasta o una hamburguesa del McDons se nos pasó el hambre así como por arte de magia. Nos dio para una botella de agua y un helado a compartir entre tres. Ahora bien, no cabe duda de que los pueblos suizos son bonitos, preciosos. De postal.

Lichtenstein – Vaduz

LichtensteinCuando cruzas hacia Liechtenstein (telita de nombre impronunciable), el paisaje no cambia tanto, quizás hay aún más vacas que en Suiza, y si me apuras los precios andan algo más caros. Pero sobretodo, sabes que estas en Lichtenstein porque no hay ni un alma. Si, así tal cual. Un sábado por la tarde, en la capital de un país pues te imaginas a lo Madrid, Paris y Londres y tal, y nada, no hay ni el gato de la abuela. Según wikipedia ahí estan censadas unas 36.000 personas, pero ya te digo yo que ahí vive el conde y los cuatro banqueros que trabajan en las oficinas, total, 5.

Sabes que estas en Liechtenstein también porque les gusta la música bacalao, y muy alta. Paseando una tarde soleada de sábado por el centro de Vaduz, rodeados de restaurantes y bares un tanto posh, totalmente vacíos (bueno, creo que en uno había un banquero fumándose un puro), te imaginas una musiquilla así chill-out o tranquilita, acorde al silencio sepulcral del país y por no molestar a las vacas, pero no; están ahí dandole al chumba chumba.

Recomendación: respeta las señales de trafico al máximo,  las multas son proporcionales al coche estandard (usease, porsche), muy caras.

Austria – Lech

Pic_Lech Volvimos a cruzar la frontera. Lo primero que recomiendo hacer: llenar el deposito de gasolina y comer en cualquier sitio (por fin los precios son de nuevo razonables!).  Después de conducir por carreteras de montaña preciosas, llegamos a Lech.

Nosotros nos hospedamos en Gasthof Auerhahn, totalmente recomendable!Pic_Lech 2

Cuando llegamos a Lech lo primero que notamos fue el perfume de las flores. Si, de verdad, abre las ventanas del coche al llegar al lugar, porque en verano el pueblo esta totalmente decorado con flores y el aroma es espectacular. Llegamos ya tarde, por lo que vimos el pueblo totalmente iluminado, precioso.

Y después de recorrer los cuatro países vecinos, a dormir! Al día siguiente visitamos Lech con más calma, subimos con un telesilla a la montaña, caminamos por entre los bosques y metimos los pies en el riachuelo (no he metido los pies en un agua tan fría como esa, venida directamente de los glaciares).

Por cierto, el desayuno de la casa donde nos quedamos fue espectacular, no solo por la cantidad de comida, hecha como en casa, sino también por las vistas. No os lo perdáis, y cogedlo con calma!

Reto superado!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s